¡Halcones! Método definitivo contra las plagas

Control de fauna con halcones


Los halcones para el control de la fauna y las plagas son una de las soluciones más ecológicas y efectivas que existen en la actualidad. Las palomas, las gaviotas y los estorninos pueden ser una fuente de ruido y de trastornos en las grandes ciudades. Pero también pueden causar serios problemas en las cercanías de los aeropuertos, de donde es importante alejarlas para que no causen accidentes con los aviones, y ser fuente de importantes pérdidas económicas en las zonas de plantación, especialmente en las vitivinícolas. Su presencia también puede ser muy útil en basureros que suelen ser colonizados por gaviotas e incluso en los polígonos industriales.


Los halcones, la solución más ecológica y eficaz para eliminar plagas


La utilización de aves rapaces, ya sean halcones, águilas o lechuzas, en función de cuál sea la plaga a tratar, se ha confirmado como una de las maneras más efectivas de controlar este tipo de incidencias. Se trata de una técnica basada en el comportamiento natural de la fauna que resulta sumamente eficaz, siempre y cuando las rapaces hayan recibido el entrenamiento adecuado.

Una de las ventajas del uso de halcones para evitar plagas o de otras aves rapaces es que no se llega a eliminar por completo a las especies que se han convertido en problema, solo se regula su presencia, de manera que no se altera el ecosistema natural del entorno. Son las propias aves consideradas como plaga las que, en el momento en el que empiezan a identificar la presencia de rapaces en su entorno, consideran la zona como poco segura y migran hacia otros territorios. Según se van logrando los objetivos deseados simplemente hay que espaciar el vuelo de las rapaces para mantener el efecto.

Por supuesto, antes de lanzarte a soltar los halcones has de efectuar un estudio de control de la zona que vayas a tratar y establecer un plan basado en el número de vuelos necesarios, lo que te permitirá lograr los objetivos. Se busca siempre minimizar los daños tanto para las especies que se pretende alejar como por supuesto para los halcones y las personas.

La cetrería es una técnica de caza en la que se establece una simbiosis entre el ave y el ser humano y en la que las dos partes salen beneficiadas, pues el ave acepta al técnico como elemento que le hace más fácil la caza. Halcones, azores, águilas y otras especies de aves rapaces son entrenadas para la captura de otras especies de aves o de animales de tierra de los que, por otra parte, suelen ser depredadores naturales en su propio hábitat.


La cetrería es un arte de caza en la que hombre y halcón establecen una relación de simbiosis


metodo control fauna nebli centro halcones